Bicicleta eléctrica mujer

La bicicleta de carretera eléctrica para mujer llega al segmento deportivo para mejorar el placer de conducir, aumentar la autonomía y especialmente reducir el riesgo de ataque cardíaco. Las marcas han entrado en este campo con una tecnología de muy alta gama. La integración es atractiva y perfectamente armonizada en el marco con el motor.

Muchas posibilidades con las bicicletas eléctricas para mujer

La bicicleta eléctrica se convierte en un elemento básico del ciclismo femenino. También es posible dirigir la asistencia para adaptarse mejor al terreno y su nivel físico. Ya sea que la use como su bicicleta principal, o además de su práctica de ciclismo "clásica", la bicicleta eléctrica para mujer es una excelente manera de mantenerse en forma. También puede permitirle acompañar a sus colegas más en forma y seguirlos en subidas sin recurrir demasiado a sus reservas.
En todos los casos, debe saber que la regulación impone un corte de la asistencia cuando se alcanzan los 25 km. Jugar al cambio puede competir fácilmente con amigos físicamente más fuertes.

Una autonomía atractiva

A nivel de autonomía, alcanzamos fácilmente los 1400m de desnivel. Lo interesante es que con la evolución de su estado físico también aumenta la autonomía de sus salidas, la distancia y el placer de conducir. También encontramos a mediano plazo una disminución de la grasa corporal en una persona normal. Es un poco lógico porque extrae menos de su potencial energético de azúcares rápidos a grasas. Por lo tanto, la bicicleta eléctrica es una excelente solución para recuperar la forma y el placer de practicar ciclismo.